reflexiones

El turista y los desechos

Descubro por casualidad un artículo (y luego otro y después un montón más) sobre el llamado “turismo de la pobreza”, conocido en inglés como poorism o pobrecismo, que es lo mismo. Al parecer grupos guiados de turistas se internan con… Leer más ›

¡El blog cumple 10 años!

Pues sí amigos y seguidores de este blog. Este año llegaré a la cuarentena, y el blog a los 10 años… Increíble, ¿no? Nada menos que 171 entradas (172 con esta), 46 países (más los imaginarios), casi 10000 visitas en el 2016 y más… Leer más ›

Hombrerrante: el regreso

  En fin… Como seguramente os habréis dado cuenta llevo más de dos meses de silencio. Ni una entrada de blog, ni un mísero comentario en Facebook o Twitter, ninguna actualización en Instagram… Tal vez pensabais que estaba viviendo intensas aventuras, visitando algún país acabado… Leer más ›

Mi rollo es el Rock

Hoy, amigos lectores, quiero contaros una de mis aficiones más peculiares. Agarraros a la silla porque, además de mi conocida tendencia a viajar imprudentemente, lo cierto es que mi verdadero rollo es el Rock. Eso sí, no sé si voy a arder en el… Leer más ›

Andar, una filosofía.

Cada cierto tiempo perdemos el norte. Nos enredamos en pensamientos y acciones, nos dispersamos y nos cansamos inútilmente en el metro, en la cinta de correr, delante del ordenador. Saturados de colores y melodías, saboreando platos siempre nuevos, sustituimos la percepción por… Leer más ›

crisis de ansiedad

No duermo muy bien y no se exactamente la razón. Tal vez sea porque se suceden los años y las ciudades sin que nada remarcable termine por pasarme, porque aún sigo empeñado en errar o porque (ya a mi edad) vivo en… Leer más ›

Atlas de Islas Remotas

Desde hace unas cuantas semanas estoy fascinado con el Atlas de Islas Remotas, un libro cuidado en el que se habla, como no, de islas, la mayor parte tan lejanas que el común de los mortales solo podemos alcanzarlas con… Leer más ›

Van sin ti

Dejarse llevar, de eso se trata, aturdirse en un movimiento cada vez más frenético e incontrolable, llegar a lugares para, un minuto después, desear huir de ellos, tomar un dolmuş, otro, uno más, subir también en autobuses, minibuses y coches… Leer más ›