Simón del desierto

dios, el santo, el diablo (San Simeon el estilita III)

Antes de saber nada del monasterio levantado en su honor (ver fotos en blanco y negro, la entrada anterior), ya conocía a San Simeón por Simón del desierto , una vieja película de Luis Buñuel. En ella Simeón hablaba español con acento mexicano y no era santo, sino una especie de talibán anoréxico que había perdido toda conexión con la realidad.