Úrgüp

Paisajes de Capadocia

Esta noche he tenido un sueño provocado por un empacho de iglesias rupestres. Caminaba por un pueblo de la Capadocia junto a cientos de turistas. No sé cuanto duró, sólo que todo el tiempo estuvo atardeciendo. Los turistas, en su mayoría japoneses, hacían fotos a los hoteles y las tiendas de alfombras. Porque en el sueño (y esto es lo que me pareció extraño al despertar) no había chimeneas de las hadas ni iglesias rupestres ni ninguna de las cosas que uno supuestamente viene a ver a la Capadocia.

Anuncios