velo

inventario de lugares sirios

Un campo que sólo produce piedras. Pueblos pedregosos donde las casas se confunden con las ruinas. Niños cultivando la tierra con arados del siglo pasado. Hombres que caminan por terribles extensiones de vacío o fuman en las cunetas como si esperaran algo.
Calles atestadas de taxis, de humo, de neblina. Calles sin semáforos donde las mujeres, bultos negros, cruzan sin mirar…

Persépolis

En cuando ves en la portada de Persépolis a la pobre Mirje con el pelo tapado, ya imaginas que la historia va de penas y de integrismos, de mujeres que quieren llegar a algo y una férrea sociedad islámica que les impide abrirse paso. En realidad ninguna de estas impresiones se ven defraudadas. Como un buen libro de viajes, Persépolis nos acerca a una cultura completamente diferente, en este caso la iraní de los últimos treinta años. Da igual que se cuente en un estilo algo simple