Ucrania

La Natasha, las Natashas.

Todos los turcos a los que les dije que me marchaba a Ucrania pusieron una sonrisita malévola y me preguntaron si iba en busca de a una Natasha. “¿Natachas, qué Natachas?” Les respondí ingenuamente. Sólo cuando llegué a Odesa y… Leer más ›