turismo

Felicitación navideña de monsieur Houellebecq

“Nuestros antepasados europeos trabajaron duro durante varios siglos; se propusieron dominar y luego transformar el mundo, y en cierta medida lo consiguieron. Lo hicieron por intereses económicos y por amor al trabajo, pero también porque creían en la superioridad de su civilización: habían inventado el sueño, el progreso, la utopía, el futuro. Esa conciencia de misión civilizadora se ha evaporado a lo largo del siglo XX. Los europeos, o por lo menos algunos de ellos, siguen trabajando, y a veces trabajo duro; pero lo hacen por interés o por…

Paisajes de Capadocia

Esta noche he tenido un sueño provocado por un empacho de iglesias rupestres. Caminaba por un pueblo de la Capadocia junto a cientos de turistas. No sé cuanto duró, sólo que todo el tiempo estuvo atardeciendo. Los turistas, en su mayoría japoneses, hacían fotos a los hoteles y las tiendas de alfombras. Porque en el sueño (y esto es lo que me pareció extraño al despertar) no había chimeneas de las hadas ni iglesias rupestres ni ninguna de las cosas que uno supuestamente viene a ver a la Capadocia.

Ispanyolsun, degil mi? (perdone que le moleste, ¿es acaso español?)

Sucede cuando caminas por Sultanhamet o Eminönü, por Beyazit o el Kapalıçarşı siempre en lugares turísticos llenos de yabancılar o extranjeros, que es lo mismo. Tú estás despistado mirando el Cuerno de Oro o la cúpula de una mezquita y no te das cuenta de que un turco te observa silencioso desde la entrada de su restaurante. Podría parecer una mirada inocente, pero no lo es en absoluto…

Rodas y el turismo

Aunque estuve allí por poco tiempo –apenas un día durante este verano– me impresionó el encanto de Rodas a pesar de las toneladas de turistas que ocupábamos la isla hasta malograrla. Porque Rodas (Ρóδος en griego), famosa por su coloso de la antigüedad y su posición estratégica, se ha convertido con el paso del tiempo en uno de los lugares más turísticos del mundo. Todo está pensado para nosotros guiris: los restaurantes, los cafés, los suvenires, la música tecno. Y aunque nada de esto me encante, coincido con mis compañeros turistas en que es un lugar perfecto donde veranear (sobre todo para aquellos que les guste conjugar este verbo)…