Naufragios

Álvar Nuñez de Vaca realizó entre 1527 y 1537 un sorprendente viaje por lo que hoy es EEUU y el norte de México, desde la península de Florida hasta las costas mexicanas del Pacífico. Este viaje no tuvo, sin embargo, el  peso que el de muchos de sus contemporáneos, guerreros que conquistaron ricos imperios o descubrieron lugares que el hombre occidental nunca había visto. El viaje de Nuñez de Vaca fue una sucesión de tristes naufragios y dolorosas penalidades que, a pesar de su patetismo, el explorador quiso compartir con nosotros.

Naufragios, la crónica que Álvar Núñez escribió sobre su viaje, es un libro delgadito que a veces se hace farragoso por su viejo castellano. También porque resulta difícil conocer a nuestro protagonista o imaginar con los pocos datos que nos da que es lo que realmente está viendo. Y sin embargo, a pesar de estas dificultades, Naufragios es una obra completamente paradigmática de la literatura de viajes.

Si el fin de todo viaje es el encuentro con lo otro, se puede decir que Álvar Nuñez lo experimentó con una intensidad imposible de repetir hoy en día (sobre todo porque hoy en día no quedan ya lugares que descubrir). Después de que la expedición se diezmase por los naufragios, las enfermedades, los ataques indígenas y la hambruna, Álvar Nuñez se encontró viajando siempre hacia el oeste (en busca del virreinato de Nueva España) cada vez más solo y desnudo. Totalmente desamparado por el mundo del que procedía, fue esclavizado por los indios hasta convertirse en uno de ellos. Siguiendo la estructura de una sociedad recolectora, buscó entre el barro raíces con que alimentarse hasta que su estómago logró acostumbrarse y sus  dedos, fortalecidos por el trabajo, dejaron de sangrar.

Pero si Naufragios es una obra importante del género es, sobre todo, por el viaje interior del protagonista. A lo largo de la narración, Álvar Nuñez va asimilando aquellas costumbres bárbaras hasta conseguir adaptarse a la nueva cultura. Al conocer más a los indígenas, descubre la importancia del comercio entre la costa y el interior y se convierte él mismo en un vendedor ambulante. Después, gracias a su intuición y, sobre todo, a la ayuda de Dios nuestro señor, Nuñez se transformará en un afamado curandero que hasta hace milagros (sobre todo porque, según cuenta, la oración es su único método curativo.) A partir de este momento comienza a adquirir una gran notoriedad entre los indígenas, que le acompañarán allá donde se dirija agasajándolo con todo tipo de objetos y alimentos.

Como se ve, la evolución de esta historia es sorprendente. Tanto que nos hace sospechar el cambio no está en los indígenas sino en el punto de vista de nuestro narrador. Es él quien, al adaptarse a la sociedad en la que se encuentra, deja de ver a los indios como peligrosos bárbaros para considerarlos personas de alma sencilla y bondadosa.

Cuando por fin llega al virreinato de Nueva España, sus compatriotas no acabarán de identificarlo como un occidental. Álvar Nuñez, que había llegado a América acompañado de cientos de hombres, de armas, comida y caballos, venía ahora prácticamente desnudo y rodeado de indios con el cuerpo pintado. Desconocemos si la perplejidad de la situación hizo que los españoles acabasen atemorizados o muertos de risa. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que Álvar Nuñez tuvo que convencerles para que no tomasen a los indios como esclavos y los dejasen marchar en paz. Y es que al fin y al cabo él había estado en el otro lado y ya no podía pensar de la misma manera que sus compatriotas…


Estas historias de conquistadores siempre me hacen pensar en viajes interestelares. En la actualidad, descubrir vida en otros planetas sería lo único que podría emular a lo que significó hace quinientos años el descubrimiento de América. Seguramente, si esto pasara, volveríamos a separar entre nosotros y ellos (us & them). Al fin y al cabo siempre nos produce temor aquello que no podemos comprender…

Anuncios


Categorías:Uncategorized

Etiquetas:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

elblogdejavy

Ideas, pensamientos y un poco de todo por diversión...

Hermann Heilner

Filosofía, historia y poesía

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Juanjo López

Blog de fotografía y viajes

Arquitextos

Digital papér

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

A %d blogueros les gusta esto: