Seyyah

Tras el rumor sordo del motor percibes el silencio de las llanuras, el inmenso vacío que se extiende a ambos lados del camino y que hace que, aún en movimiento, el horizonte parezca detenido. De madrugada los viajeros duermen o miran cansados por las ventanillas mientras te sientes cada vez más lúcido y consciente, capaz de penetrar en el paisaje que te rodea. Pero entre tanta ausencia lo único que queda eres tú y el camino, tus pensamientos. Todo lo demás se confunde y, a causa del movimiento, va quedando atrás.

Sabes que llegarás a otro lugar, que ese es el objeto de todo viaje. Y esa idea te obliga a percibir cada segundo o kilómetro, la nostalgia de las extensiones que no conocen el movimiento. Pero a pesar de tus esfuerzos por diferenciar las más mínimas variaciones (tu barba encaneciendo, la yanta desgastándose, el instante en el que llega el sueño…) sabes que nunca llegarás a capturar el momento del cambio.

Tras la llanura habrá montañas, otra ciudad, otras gentes. Y sin embargo, no es esto lo que te atrae del viaje. Te interesa más dejar que los lugares te afecten, la sensación de amoldarte a paisajes que (más grandes o pequeños, vacíos o tumultuosos…) son siempre diferentes. Tanto que, a pesar de haberlos imaginado durante muchas noches, te resultarán al llegar desconocidos u olvidados, tan extraños que te harán sentir diferente (¿o acaso es posible que el tipo que te encuentras en los espejos sea el mismo que meses atrás salió de Madrid?)


Fotos: Pablo Martinez Muñiz. Silence I: the caravans road

Anuncios


Categorías:reflexiones

Etiquetas:,

2 respuestas

  1. Merhaba Chevi,Me ha gustado mucho leer tus reflexiones y me he sentido identificado con aromas y roces de la vida que hacen que el viaje, para “el viajero”, sea algo más que un sonido en lontananza. Es como esa colonia de bus lanzada contra las manos al atravesar la Anatolia en busca de un kurdistán soñado y triste, repleto de sombras que encajan a duras penas con lo leído en las páginas de “kar” y dejan en penumbra la sospecha que cae sobre Pamuk… de forma injusta.. y es que ese olor dulzón pero intenso no se puede “escribir” ni aun siendo un premio Nobel ¿verdad?… y sí, esa forma imposible de ocultación que pretende el camuflaje y un pasar desapercibido a menudo ridículo, en raras ocasiones exitoso… que será entonces un sentimiento orgásmico y nutriente de orgullo para el hombre humilde…Pero las voces de Haco o Perwer te perseguirán ya siempre… mientras vivas… adheridas al aroma tosco del tabaco y ese té que fluye a raudales… incandescente y amigo…Gracias camarada por despertarme la pituitaria y un rincón de mi vida que se niega a perecer… acechante… anhelando…Un abrazo desde la húmeda arena y el color de las centellas previas a la larga noche de plantá… para unas Fallas que también arderán…

  2. Merhaba Enric, pues gracias también a ti por hablarme de Cıvan Haco y Şivan Perwer, que (según leo en la red) son dos músicos kurdos que no conocía para nada. Voy a ver si encuentro algún disco suyo en esta Turquía que a duras penas acepta la existencia de minorías lingüíticas y culturales…Por lo demás, es inevitable y triste marcharse de los lugares que nos gustan. Siempre hay algo que echar de menos: las cañas y los amigos de Madrid, el sol de Quito, el campo y el silencio de cualquier lugar (Estambul es un poco duro a veces)… Creo sin embargo que esos olores y sabores de los que hablas (como el del té y el tabaco, indisociables de la palabra “Turquía”) están en nuestro interior. Aunque suene un poco a filosofía barata, creo que viajamos para llenarnos de experiencias y, ya de paso, descubrir partes desconocias de nosotros mismos. Por eso al regresar ya nos sentimos diferentes y no logramos dejar de pensar en otros lugares, en otros tiempos…Disfruta de las cercanas Fallas y piensa que una fiesta así sería impensable en un lugar como Turquía (seguramente impensable en cualquier lugar del mundo que no sea Valencia…)görüşürüz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

Yo Soy Tu Profe

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

elblogdejavy

Ideas, pensamientos y un poco de todo por diversión...

Hermann Heilner

Filosofía, historia y poesía.

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Juanjo López

Blog de fotografía y viajes

Arquitextos

Digital papér

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

A %d blogueros les gusta esto: