otra antifiesta

Cervezas y tráfico, vino y centros comerciales, gambas y turrón en cantidades malsanas… Sí, me refiero a las navidades, aunque no estas sino  las de hace unos años. Entonces no había crisis y la gente estaba feliz aunque el Madrid perdiera contra el Barça. Con un poco más de dinero era más sencillo anticiparse a las dudas sobre qué hacer en fin de año y escapar de las luces y el tráfico, de las galas televisivas y la espantosa decoración navideña del Corte e Inglés…

Y así lo hicimos. I. y yo encontramos el hueco y en unas horas nos plantamos en Algeciras y de allí, en ferry, en Tánger para después coger un tren que nos dejó de madrugada en Fez. Al día siguiente, desayunando en una terraza, descubrimos que en el sur también hacía frío y que, aunque un poco amortiguada, aún se percibía la navidad. Por todas partes había turistas españoles que, independientemente de donde hubieran escapado (y de sus sentimientos hacia nuestro estado común), hablaban tan alto que hasta los infieles debían sentir en el ambiente el espíritu navideño-festivo. Pero esta no era la huida que habíamos planeado. Así que esquivando las nuevas muchedumbres consumistas que nos invitaba a comprar chaquetas de cuero, teteras y hachís del bueno, volvimos a escapar una vez más y nos dirigimos a ورزأ y después a تلديم (todo muy bonito) y también ةيديشارلا y دوفرأ ya más cerca del desierto.

En el fondo, ya que nuestra idea era no ser convencionales, queríamos llegar hasta el final de la civilización o a la nada. Puede que fuéramos algo alternativos, es verdad, pero ni siquiera en eso éramos originales. El mundo esta lleno de gente diferente y, después de esquivar al último lugareño que trataba de conducirnos a su auberge-kasbah (bueno, bonito y barato), nos dimos cuenta de que la gigantesca duna de Merzouga a la que nos dirigíamos no era precisamente lo que habíamos imaginado. Junto a los camellos y la arena rojiza de las fotos había también un buen montón de antisociales que, como nosotros, no estaban dispuestos a tomarse las uvas mirando al reloj de la Puerta del Sol. No solo copaban las mejores habitaciones de los albergues sino que parecían haber alquilado todos los quads disponibles en kilómetros a la redonda.

¿Un desierto lleno de personas? Sí: es posible. No exagero al decir que resultaba muy difícil ver un trozo de arena sin huellas o dar un paseo por las dunas sin encontrarse a grupos con camellos o estruendosas motos resbalando en el polvo. Una vez que intentamos alejarnos un poco de la muchedumbre nos topamos con decenas de furgonetas, rastafaris y pantallas de televisión. Al parecer estaban preparando el conciertazo que Jean Michelle Jarre, la gran figura de la música electrónica francesa, iba a dar con  motivo del año nuevo. Cientos o miles de personas iban a llegar hasta el desierto para seguirlo.

Pese a todo no estábamos dispuestos a abandonar nuestra idea, así que decidimos alejarnos un poco de la multitud y la noche del 31 pagamos a un guía para que nos llevara a una jaima en lo más profundo del desierto. Cenamos lo que aquel hombrecillo nos preparó y hablamos durante horas de cosas transcendentes (el tiempo se hace más denso cuando no hay luz eléctrica). Casi a media noche subimos a la duna más alta que encontramos y miramos la oscuridad del desierto, arañada solo por las luces tenues de las otras tiendas y los albergues. Recuerdo que abrimos una botella y brindamos con unos vasos de té. No sé si en ese momento, pero se escucharon unos petardos y el aire nos trajo las notas de alguna canción de Jean Michelle Jarre. Sobre la arena, mirando el horizonte que se hundía en la oscuridad del desierto, sintiendo el viento frío en la espalda, nos dimos un beso y pensamos en lo que nos depararía el futuro. Es posible hasta que nos deseáramos, una vez más, un feliz y próspero año nuevo.

photo

Fotos de Isabel Sanz y de Pablo Vicens Hualde.

Mapa sentimental del mundo.

Anuncios


Categorías:Uncategorized

Etiquetas:

12 respuestas

  1. A veces lo mas sencillo resulta ser lo mas complicado!
    Que lo pases bien estas Navidades lo mismo vuelves a casa como el almendro!
    Un abrazo y feliz 2011

  2. Ni en el desierto se puede perder uno ya, pero es lo que nos hace ir un poco más allá y encontrar lo que buscamos. Feliz año 2011.

  3. Hola José’nin: excelente tú relato de ése momento vivido. Es cierto lo que tú dices sobre la necesidad de escapar de las muchedumbres y es cierto que no todo el mundo desea ‘festejar’ con estridencias o comiendo uvas o largando petardos … Yo tuve la suerte de encontrarme en un pueblo de la bavaria alemana, en un pequeño hostal, en medio de las montañas y rodeado de una mágica y bella manta de nieve. No hubo fuegos artificiales, ni saludos estridentes, ni forzados gestos de amabilidad: sólo dos personas adultas sabiendo dónde los conduce el camino de la vida …

    Un saludo y más allá de lo obvio, claro que voy a desearles que tengan un gran y viajero 2011!

    • Hola Gus, gracias por el comentario. La verdad es que a veces se le da demasiada importancia a esas fechas tan señaladas. En realidad contaría con los dedos de una mano las veces que ha pasado algo realmente especial en fin de año. Un saludo!

  4. Saludos, hombrerrante. Hubo un tiempo en el que también se me hacía imprescindible el escapar por estas fechas, ahora ya soy capaz de quedarme aguantando el chaparrón, al grito de “no compro nada”
    Tiene tela, el huir al desierto y encontrarte con esa movida, tiene tela.
    Saludos.

  5. Hola hombrerrante! Estuvimos cerquita…nosotros (mi pareja y dos buenos amigos viajeros) elegimos la vieja Tánger y te aseguro que éramos los únicos españoles por allí.

    Coincido contigo en que a veces se le da demasiado importancia a estas fechas, pero el año nuevo para mí simboliza todos los lugares y gentes por conocer…Que el 2011 te sea venturoso y aventurero!

    • Si a lo mejor la gente pasa de largo de Tanger, pero mas al sur la verdad es que estaba repleto… Bueno en esta ocasion ha sido diferente, me he quedado con las multitudes y tambien ha estado bien. Un saludo!

  6. Buena idea!
    Y buen arranque de año. Yo tuve la misma idea pero en agosto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

elblogdejavy

Ideas, pensamientos y un poco de todo por diversión...

Hermann Heilner

Filosofía, historia y poesía

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Juanjo López

Blog de fotografía y viajes

Arquitextos

Digital papér

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

A %d blogueros les gusta esto: