Safari fotográfico

Safari Game Drive

‘Quizás con el tiempo la gente aprenda a descargar más agresiones con cámaras y menos con armas, y el precio será un mundo aún más atragantado de imágenes. Una situación donde la gente está sustituyendo balas por película es el safari fotográfico que está reemplazando los safaris armados en África oriental. Los cazadores empuñan Hasselblads en vez de Winchesters; en vez de mirar por la mirilla telescópica para apuntar un rifle, miran a través de un visor para encuadrar la imagen. En la Londres finisecular, Samuel Butler se lamentaba de que ‘hay un fotógrafo detrás de cada arbusto, merodeando como un león rugiente en busca de alguien al que devorar’. El fotógrafo ataca ahora a bestias reales, asediadas y demasiado escasas para matarlas. Las armas se han transformado en cámaras en esta comedia formal, el safari ecológico, porque la naturaleza ya no es lo que siempre había sido: algo de lo cual la gente necesitaba protegerse. Ahora la naturaleza -domesticada, amenazada, frágil- necesita ser protegida de la gente. Cuando sentimos miedo, disparamos. Pero cuando sentimos nostalgia, hacemos fotos’.

Susan Sontag, Sobre la fotografía, 1975.

(traducción de Carlos Gardini)

Foto de Franck Camhi

Anuncios


Categorías:África, reflexiones

Etiquetas:,

4 respuestas

  1. Sin irse a África, aquí los papparazzi son cazadores. Y sus presas ya no son personas (a eso juegan, que no se me escandalice nadie). No sé cuánto hay de sadismo en saber a la jet-set acosada en su olimpo (los vemos y podemos criticarlos, no son intocables). Y mucha gente exhibe con orgullo en facebook su foto junto a alguien mínimamente famoso en cualquier ámbito. Ese “yo me muevo en este nivel y conocí a” equivale al “yo estuve allí y cacé”. Pero las pruebas/trofeo ya no cuelgan en el salón de casa. Cuelgan en redes sociales. Ese libro (que no me acabé, por ahí lo tengo a medias) dice en algún momento que toda fotografía es una violación. ¿Y todos esos autorretratos de cuarto de baño (en sentido genérico) a los que nos hemos acostumbrado desde que es necesario crearse una identidad digital? Se me ocurriría pedirle a la Sontag una reflexión sobre fotos de perfil de internautas. Y yendo un poco más allá: si absolutamente todo el mundo tiene cámara y ya no cuesta dinero hacer fotos, imaginemos un hipotético análisis de todas las fotos subidas a internet en un año. ¿Aprenderíamos algo revelador de la naturaleza humana? ¿O confirmaríamos nuestras peores sospechas?
    Perdona la brasa, a falta de oportunidades de café.
    Un abrazo.

    • Ese café llegará, seguro, y espero que no dentro de tanto. Todo lo que dices es cierto, y lo único que se me ocurre responder es puedo que vivimos en una época rara donde las imágenes (que, según Sontag, nos alejan de los objetos) resultan a veces más valiosas que la propia realidad. Un abrazo y hasta pronto!

  2. Buena entrada José’nin…

    Yo creo que aprecen muchos temas interesantes que, desglosados uno por uno, seguramente den para profundizar y hablar largo y tendido:

    – El cazador / almacenador, fuerte instinto que se reproduce en nuestras vidas desde el deporte hasta las relaciones sociales pasando por nuestras experiencias personales. Todo lo queremos atrapar o conseguir y… guardar

    – Nuestra realidad subjetiva, porque hasta la física cuántica ha demostrado que no existe la realidad objetiva. Pienso que ésta está formada principalmente a base de imágenes y conceptos que no son más que las caras de las cartas de la baraja con la que jugamos una nueva mano cada día

    – La revolución digital, de internet y las redes sociales: Hemos pasado en muy poco tiempo de proyectar nuestros egos en la comunidad los domingos en la iglesia a poder hacerlo instantáneamente a nivel mundial. Y aquí de nuevo una imagen vale más que mil palabras (sobre todo si no son de Tolstoi)

    Seguro que se le puede sacar más jugo a tu entrada, pero mejor cara cara. Nos vemos pronto?

    • La verdad es que vivimos, como dice Sontag, en un mundo cada vez más contaminado de imágenes, aún mucho más incluso que cuando ella escribió este libro, a finales de los setenta. A mi también me asusta que a veces la foto sea más importante que el momento, que a veces hasta de la sensación de que lo trascendental de nuestra experiencia sea precisamente la foto. Por lo demás, nos veremos en unos días y seguro que no colgaremos las fotos en facebook 😉 Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

Yo Soy Tu Profe

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

elblogdejavy

Ideas, pensamientos y un poco de todo por diversión...

Hermann Heilner

Filosofía, historia y poesía.

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Juanjo López

Blog de fotografía y viajes

Arquitextos

Digital papér

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

A %d blogueros les gusta esto: