Ese edificio grande y feo al final del bulevar Unirii

parlamentu

Al final del tour, el guía (de nombre Vlad, como Drácula) nos preguntó qué era lo que nos había gustado más del Palacio del Parlamento de Rumanía. Absolutamente nada, contesté.  Espero que no se lo tomara a mal ya que lo dije sin acritud y con total sinceridad. Y es que esa mole gris que a duras penas he logrado dibujar sobre estas líneas es el edificio más horroroso, lamentable y desafortunado que he visto en mi vida. Aunque solo sea por eso merece que nos demos una vuelta por Bucarest para verlo.

El despropósito del Palatul (adoro esta palabra) comienza con su propio concepto. Aunque puedo dudar de la lucidez de Ceaucescu a la hora de tomar decisiones, me parece raro que ninguno de sus asesores le advirtiera que el edificio iba a quedar algo grande como parlamento de un país de apenas veinte millones de personas. Cualquiera, aunque sea por intuición, sabe además que los espacios descomunales son más propensos a parecer vacíos y amenazadores, y el propio Ceaucescu debería haber sospechado que su gran proyecto arquitectónico estaba condenado al trasiego incómodo de grises funcionarios o, en el mejor de los casos, a un turismo triste como el que me encontraba practicando aquella mañana. Pero ya sabemos como son los dictadores. Ceaucescu se había propuesto arruinar el país construyendo el edificio más grande, pesado y costoso del mundo y a ver quién era el listo que le quitaba esta idea de la cabeza.

Para no aburriros, me voy a ahorrar una descripción de las salas que componen semejante mazacote, la mayoría acabadas con prisa o, aún en construcción a la muerte de Ceaucescu, incompletas para siempre. Lo más importante en mi opinión es verlo desde el exterior, al final del también desafortunado boulevar Unirii (una imitación facha y barata de los Champs-Élysées a los que, ya que no era posible hacerlo en estilo, supera en longitud). Parece ser (o así al menos nos informó el guía) que Ceaucescu, cual demiurgo de una Rumanía universal, quería inaugurar este inmenso espacio vacío dando desde el balcón del palacio un discurso igualmente vacuo (esto último no lo dijo el guía, pero podemos suponerlo). Para bien y para mal, la muerte le impidió comprobar que su tamaño era similar al del común de los mortales y que el monstruo que había  construido terminaría por sepultarlo en un maremágnum de hormigón, molduras repetitivas, mármoles, escaleras y hasta un friso.

protestas del Roto en Bucarest

Después de que Ceucescu y su esposa fueran ajusticiados el día de navidad de 1989, el nuevo gobierno no supo qué hacer con semejante despropósito. Según el guía Vlad, siempre a nuestro lado, su tamaño descomunal provocaba que resultase más caro destruirlo que mantenerlo en pie, así que se decidió que el nuevo parlamento rumano, el senado y muchas otras oficinas gubernamentales se instalaran aquí. Caminando por la soledad de sus pasillos da la sensación de que aún cabrían dos o tres parlamentos de países soberanos más. Ahí lo dejo.

Personalmente, lo que me atrae de este lugar no es su belleza (inexistente) sino cómo su volumen dibuja con precisión las ideas hinchadas de sus creadores. Si yo fuera un dirigente rumano, moderno y democrático, permitiría que el pueblo entrara en bandada y destruyera el palacio para, después, abandonarlo a su suerte, dejando que se fuera desmoronando hasta formar una montaña urbana, una especie de zigurat contemporáneo que con el paso de los años se fuera llenando de hierba y árboles (y puede que también con los perros que viven en manadas en las calles) hasta crear un nuevo espacio a medio camino entre la naturaleza y la memoria. ¿No sería bonito, recuperar para la ciudad y el medio ambiente un lugar arrebatado por las ideas megalómanas del poder? Dudo que con la edad que tengo y mis estudios vaya nunca a presidir Rumanía, pero al menos puedo dibujar cómo quedaría y esperar que alguien realmente importante destruya de una vez este inmenso dislate. Creedme si os digo que la Historia del Arte no lo va a echar en falta.

ruinas

Anuncios


Categorías:Uncategorized

Etiquetas:,

2 respuestas

  1. No entiendo porque no te gusta :/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

EspaiViajero

LA VUELTA AL MUNDO EN UN SOLO BLOG

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

elblogdejavy

Ideas, pensamientos y un poco de todo por diversión...

Hermann Heilner

Filosofía, historia y poesía

Aventura sin barba

"No todos los que deambulan están perdidos"

Multiversal

un blog de Pablo Giordano

Juanjo López

Blog de fotografía y viajes

Arquitextos

Digital papér

Con el corazón en la mano

"Poesía es hablar con el corazón en la mano."

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

Sale De Mi CabezA

Solo escribo lo que pienso y lo que va saliendo solo.

#afinidadviajera

La única web para viajeros adictos.

A %d blogueros les gusta esto: